Los videojuegos se han convertido en la nueva cabeza de turco para la administración de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Tras los últimos tiroteos sucedidos en Florida, la Casa Blanca y la Asociación Nacional del Rifle han ido cargando contra los videojuegos y el ocio electrónico como una de las principales causas de la violencia en escuelas y lugares públicos. Esta campaña alcanzó su cenit cuando Trump convocó a la ESA y a las principales empresas de la industria, algo que acabó con un polémico vídeo como resumen. Ahora la plataforma Games for Change, contesta con un vídeo que recoge que los videojuegos son algo más que simples contenedores de violencia virtual. No tiene desperdicio.

 

 

La intención de Games for Change no es otra que la de demostrar que detrás de estos juegos existen historias y mundos que recogen ideas poderosas y únicas, capaces de cautivar al jugador cuando se involucra en ellas. Al igual que el cine, la literatura o la música, Games for Change enarbola el concepto del videojuego como un medio catalizador y contenedor de buenas obras ofrecidas por desarrolladores de todo tipo y condición.

 

Todo esto comenzó por que la Casa Blanca en su afán de buscar un culpable fuera de las propias leyes que defiende sobre el uso de armas, culpa a los videojuegos.

 

El montaje realizado por la Casa Blanca trajo mucha polémica, tanto que diferentes miembros de la industria del videojuego intervinieron de forma activa en el debate. Warren Spector, padre System Shock y Deus Ex, fue claro en sus declaraciones. «No creo que los juegos causen comportamientos violentos. Ni por un instante. Sin embargo, el vídeo mostrado por la Casa Blanca es simplemente repugnante. Cada secuencia es de un mal gusto colosal y todos los implicados en estos juegos deberían estar avergonzados. Nos han perjudicado», confirmaba con una perspectiva crítica.

 

«El 80% de los responsables de masacres escolares en EE.UU. no tenía ningún tipo de interés en los videojuegos»

 

Sin embargo, puntualizaba: «Sé que esas imágenes del vídeo no reflejan a la mayor parte de la industria y que se ofrecen descontextualizadas. Sé que es solo pura propaganda«. Pese a la polémica suscitada y al agrio debate formado alrededor de los videojuegos, los estudios desmontan el relato de la administración Trump: el 80% de los responsables de masacres escolares en EE.UU. no tenía ningún tipo de interés en los videojuegos.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.