Ayer fue un día bastante agitado para los usuarios de procesadores Intel. Y es que, tras unos cuantos rumores, se confirmó que todos los procesadores Intel de la última década tenían un fallo masivo de seguridad que permitía que malware realizara distintas acciones no sólo para perjudicar al procesador, sino para violar otros elementos de hardware y al propio software

¿Es sólo un fallo masivo de Intel?

NO. Y esto es lo preocupante. Según la última información, casi cualquier procesador del último cuarto de siglo, por su propio proceso de construcción, sería vulnerable a Spectre y Meltdown, los dos principales malwares a los que serían vulnerables los procesadores. Meltdown sí afectaría sólo a Intel, pero Spectre podría campar a sus anchas en procesadores de otras compañías. Además, incluso los teléfonos móviles o los PowerPC serían vulnerables.

A medida que han pasado las horas se han podido conocer nuevos detalles gracias a portales como ZDNet o el New York Times que informan que, en realidad, son dos las vulnerabilidades críticas que han sido bautizadas como Meltdown y Spectre:

 

  • Meltdown rompe el aislamiento fundamental que existe entre las aplicaciones y el sistema operativo, provocando que un software malicioso pueda acceder a la memoria del sistema y de todos nuestros programas, dejando todos nuestros secretos como contraseñas u otra información privilegiada al descubierto.
  • Spectre, por su parte, es un fallo que permite a los atacantes romper el aislamiento entre las distintas aplicaciones incluso en programas que a priori cumplen con las mejores prácticas de seguridad filtrando también nuestros «secretos» a los atacantes. Se trata de un error más difícil de aprovechar que Meltdown pero, también, más difícil de corregir.

 

¿Afecta el fallo de los procesadores a los juegos?

No, ni a los juegos, ni a ninguna aplicación que utilicemos. No debería, al menos. Y es que, los procesos que hacen vulnerables a los procesadores no se utilizan a la hora de ejecutar juegos o aplicaciones de ofimatica en el ámbito doméstico. Por esta parte, podemos estar tranquilos pese a la primera información que apuntaba a un rendimiento de hasta un 30% menor.

 

Cómo arreglar el fallo masivo de procesadores

El error de seguridad de los procesadores que se acaba de descubrir, que sepamos, no se puede arreglar con un simple parche de Intel o AMD (o la compañía que se tercie). Deben ser los propios desarrolladores de sistemas operativos quienes escriban unas cuantas líneas para actualizar la seguridad y acabar con el error. Como os contamos ayer, Linux ya se ha puesto en marcha. Microsoft y Apple lanzarán las correcciones muy pronto.

¿Por qué es tan alarmante el fallo de seguridad de los procesadores?

Si a nivel de usuario no vamos a notar nada, en teoría, ¿por qué se está hablando tanto del asunto? La respuesta es sencilla, las empresas. Amazon y otras empresas con servidores, como la propia Google o Microsoft con Azure, su servicio de computación en la nube entre otras características, se han visto muy comprometidas.

Y es que, un malware como este podría convertir nuestro PC en un servidor de Spam, pero no es el objetivo. Los objetivos serían empresas y los propios servidores de las grandes compañías, de donde sí podrían recopilar información que nos afectaría a todos (muchos aún recordamos la polémica con Steam o la de PlayStation Network).

Así que, no, no es tan alarmante para el usuario, quien no va a notar una bajada de rendimiento en su flamante nuevo PC, pero sí es un error de bulto que esperemos que pronto se solucione mediante actualizaciones de seguridad.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.